RADIO CIGÜEÑA 98,4 F.M. - DEPORTES

OYE, ¿COMO VAN?

LA INFORMACIÓN DEPORTIVA EN RIVAS VACIAMADRID

 

Entrevistas

GENI
Entrenador 1ª Reg.
C.D. COVIBAR

ALEX
Jugador 1ª Reg.
C.D. COVIBAR

 

 

 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

FÚTBOL
PRIMERA REGIONAL

C.D. COVIBAR 1 - 4 SAN MARTÍN DE LA VEGA

El Covibar se transformó en el descanso y arrolló al quinto clasificado

Si se pudiera apostar en los partidos de categoría regional, dudo mucho que nadie hubiera expuesto su dinero arriesgando por una victoria del Covibar.
Por supuesto que ninguno pensaba que se iba a ganar por tres goles de diferencia.

Y no es que la actitud de los de casa fuera mala en el primer tiempo. Equivocada sí, pero mala no. Se hartaron a correr detrás del balón y apenas lo olieron. Los de San Martín de la Vega liderados en defensa por Téllez, ex jugador del Alavés de primera división y finalista de la UEFA, movían el balón con tranquilidad, daban al partido el ritmo que más les convenía  y hacían que los locales llegaran a todos los balones unas décimas de segundo después de haber cambiado de sitio el propietario del cuero.

Ese desgaste de los de casa implicaba que los visitantes encontraran además huecos en defensa. Se movían los de San Martín con una lucidez extraña y no parecía que los de Geni pudieran aportar nada más de lo que ya estaban poniendo en escena. Los jóvenes parecían demasiado verdes y los veteranos no llegaban  a tapar los agujeros que se producían.

Para colmo de males, demasiado pronto, en torno al minuto diez, en un error defensivo de los de casa, Cuqui marcaba el 0-1 para los de San Martín.

Lo único positivo de los locales en este primer tiempo es que no se vinieron abajo. Siguieron equivocadamente con las líneas muy separadas, sin apenas conexión, pero eso sí con la misma intensidad de todo el primer tiempo.

Los de San Martín, cómodos como estaban, no se preocuparon demasiado. Siguieron a lo suyo, tocando, moviendo y no se alarmaron para nada por la intensidad que trataban de trasmitir los de Geni.

En el descanso cambió la cosa. Sin hacer ninguna sustitución y con cuatro gritos bien pegados en el intermedio les explicó lo que había que hacer y como se debía de presionar.

Acercó mucho más las líneas y trató de hacer y lo consiguió que sus cinco jugadores del dentro del campo terminaran haciendo converger los balones en un embudo que finalizaba  y empezaba en Christian.

El correr con sentido y presionando de verdad terminó por cambiar al equipo, la comodidad con la movían el balón los visitantes desapareció y muchas veces terminaban por rifarlo y ahí se recuperaba de una manera mucho más rápida que en la primera parte. Al conseguir descolocar a los visitantes, el peligro de las aproximaciones de los de casa también aumentó. Todos los jugadores sobre el campo, los mismos de la primera parte, parecían mucho mejores.

Faltaba la suerte, y como pasa muchas veces, esta no faltó a su cita. Llegó en el gol del empate. Un balón colgado sobre el área lo cabeceaba de una manera extraña Koke, el balón se envenenaba y finalizaba en las mallas visitantes. Eran también en los primeros minutos del segundo tiempo. Cambiaba el guión y ahora eran los de fuera los que no se sabían adaptar al nuevo escenario.

El gol de Koke extra motivó a sus compañeros que vieron la utilidad que tenía el trabajo bien hecho y siguieron insistiendo en las mismas cosas. Presión, rapidez y búsqueda de la espalda de la defensa. Además en el minuto 17 se retiraba agotado Julio Cano y entraba en escena Alex. Este todavía dio una vuelta de tuerca más a la presión. Convirtió la zona defensiva del San Martín en un infierno para los defensores que no pudieron volver a pasarse un balón sin sentir la presión del atacante en sus nucas.

En el minuto veintisiete sucedió la jugada clave del partido. Una falta botada por el San Martín la cabeceaba en propia puerta Jesús, defensor del Covibar.
Personalmente, no puedo juzgar porque me pilló en la puerta contraria, pero al parecer fue empujado por un atacante visitante. El árbitro anuló el gol y mientras que los forasteros estaban todavía celebrando el gol, Alex lanzaba de lejos un disparo bombeado y rebasaba a Bodo para hacer el 2-1.

Tres minutos después Sanavia que había entrado por Koke, remataba en boca de gol una jugada que él mismo había iniciado y hacía el 3-1.

Los nervios ahora eran para los de fuera y los de casa seguían manteniendo la misma intensidad. Los de San Martín no se creían lo que estaba pasando e incluso entre tarjetas “baratitas” para unos y para otros se llegó  a los minutos de prolongación. Cinco dio el colegiado y en el último de ellos, Alex hizo un gol similar al segundo de su equipo, pero según reconocía luego, mientras que en el primero que marcó remató consciente de lo que hacía, ahora fue más intuición y suerte que otra cosa.

Finalmente 4-1 impensable en el descanso y tres puntos importantísimos para un equipo necesitado de buenos resultados que afiancen el trabajo que están realizando.

Christian, Ortega, Carril  y Ortiz destacaron en un equipo que estuvo muy bien en general en el segundo tiempo. Por encima de todos Alex que dio un ritmo más vivo que terminó por contagiar al resto de jugadores de su equipo.

 

 

CD Covibar: Jorge, Víctor, Ortega, Jesús, Marrón; Christian, Utrilla, Koke; Carril, Julio Cano y Ortiz.
Alex entró por Cano, Sanavia por Koke y David por Carril.

 

 

San Martín de la Vega: Bodo, Iñaki, Téllez, Jorge, De Loma, David, Aure, Richi, Cuqui, Jesús y David.
Javi, Ochoa, Ortiz Adri y Molina entraron en la segunda parte

 

Inicio Menú

Los Deportes en Rivas Vaciamadrid

Acerca de Nosotros |Privacy Policy | Contacta con nosotros | ©2006 A.C.T.C. Radio Cigüeña