RADIO CIGÜEÑA 98,4 f.m.

"EL PREGONERO"..., NOTICIAS DE RIVAS VACIAMADRID

Los viernes de 20:30 a 22:00 horas

EDITORIAL DEL PROGRAMA "EL PREGONERO"

Juanjo Silvia Juan de Dios Belin Luis Ramón José Luis Josemari

Índice de noticias... ampliar

 
 
 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


09-02-2017

¡QUE BUEN PUEBLO DE PESCA, SI TUVIERA RIO!

 

Tiempo ha (días, semanas, años) que una pregunta sacude nuestras cada vez mas despobladas azoteas cabezoniles, y, nada, que no encontramos respuesta, por lo menos alguna que nos sirva para avanzar en los estudios procelosos de la convivencia humana ripense o española en particular.

¿Cómo comprender la pasividad del que contempla la normalidad de la anormalidad?.

La tragedia fundamental de la condición humanoide es no saber. No saber lo que somos o porqué somos. No saberlo con seguridad.  Y a partir de esto rebuscar, decidir, hacer. El mundo se divide en dos: los que hacen cosas y los que no, y en dos mas: los que son sensibles a las injusticias y los que las amparan con su indiferencia. Estos últimos, por supuesto, son apolíticos de toda la vida, pero, que, en general, siempre votan al que manda, sobre todo si es de derechas.

Ya no son ni noticia los casos de corrupción. La Marca España genera tantos que satura. Eso si, los políticos al uso dicen que no pasa nada, que en todas partes cuecen habas, pero que ellos tolerancia cero con la corrupción. Y ahí es donde radica el problema.

Existe una tolerancia social que se puede resumir asín: la corrupción de políticos o que beneficia a otros es malísima, mientras que la que me beneficia a mi, a mi familia o a mis amigos es admisible.  Si engaño a Hacienda o utilizo redes clientelares para conseguir un trabajo o un contrato público para mi hija o hermano, eso “se entiende”. Y como casi todos tenemos hijas, hermanos, cuñaos,… ese grado de aceptación de la corruptela crea una tolerancia transversal, huerto propicio para pasar de pequeña corrupción a grandes casos históricos.

¿Picaresca? Alguna, pero no tanto como parece. En los países de tradición socialdemócrata del norte de Europa, es el Estado el que te protege cuando las cosas marchan mal, proporcionándote dinero, casa, servicios… no te deja caer. En las sociedades como la nuestra, toca a la familia proporcionar esa red de seguridad. Por tanto, no nos debe sorprender, que el españolito sea capaz de olvidar sus principios para ayudar, o socorrer, a su familia.

En conclusión para cambiar el destino, habría que poner el gasto social de España a un nivel comparable con otros países y para eso faltan muchos bocatas que comer y muchas peleas que porfiar.

Hay que currárselo. Hay que animar a los vecinos de Rivas Vaciamadrid a poner en prioridad lo mollar. Hay que crearse un criterio para saber los que son los buenos y los que son los malos y eso es trabajoso, no creáis. Hay que estar a las dura y a las maduras, que la lotería no te toca si no compras el décimo.

Todo esto dicho después de disfrutar otro evento ahíto de jefes y ansioso de indios, como fue la última concentración contra los malos humos que generan las quemas incontroladas en los alrededores de nuestra ciudad. Humos que nos afectan a todos pero que no mueven mas que a los de siempre (hay que hacerles un monolito de agradecimiento o algo), mal que nos pese a los amantes de la participación ciudadana. Participación que sigue siendo escasa, aunque como siempre decimos, lo fundamental es que haya cauces participativos que ya se llenaran. 

¡Ah! y trasladando el tema a la cultura, (aunque no solo que en todos sitios cuecen habas) la cosa de “que hay mas jefes que indios” algunas veces, sobrepasa los límites de nuestro intelecto y cimbrea nuestros cabellos cual áspid asesino de Cleopatra.

Ya sabemos de esa marca olímpica de 500 abonos vendidos para ver en el Pilar Bardem a los famosetes del teatro, que vienen con sus compañías, a riesgo y ventura. No nos quedemos en eso, dejémonos de mirar nuestro ombligo a pesar de su belleza.

Hubo un evento de loa y homenaje a un poeta (Blas de Otero) que si quitamos a los rapsodas, músicos, lectores, conferenciantes, técnicos de sonido, etc…, apenas tenía espectadores para llenar una mesa con cuatro sillas de la sala Marcos Ana en el Centro Cultural García Lorca

Lo dicho mas arriba: ¡que buen pueblo de pesca, si tuviera río!.

 

 

Salud y comunicación desde EL PREGONERO, programa informativo de RADIO CIGüEÑA.

www.radiociguena.org

Índice de noticias... anteriores

www.radiociguena.org 

EN FACEBOOK

EN TWITTER

Inicio Menú

Acerca de Nosotros |Privacy Policy | Contacta con nosotros | ©2006 A.C.T.C. Radio Cigüeña