RADIO CIGÜEÑA 98,4 F.M. - DEPORTES

OYE, ¿COMO VAN?

 

Cabecera de noticias

¿A QUE JUGAMOS?
ABCDE
ACLARACIONES SUBSEDE OLIMPICA
AHORA ¿QUE HACEMOS?
ARBITRAJE FUTBOL SALA
CARTA RESPUESTA A: AHORA ¿QUE HACEMOS?
DEJEN AL CHICO EN PAZ.
DEMOCRACIA E INSTALACIONES
DEPORTE Y ESTUDIO
EDUCACIÓN
EL ADECUADO USO DE LOS MEDIOS
FILOSOFIA DEL BASKET
FÚTBOL RECONCILIACIÓN
GALÁCTICOS
HOMBRÍA Y SENSATEZ
LA CÚSPIDE DE LA PIRÁMIDE
LA SEQUÍA
¿QUE PASA CON EL BALONCESTO?
SE NOS VE EL PLUMERO
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

EDITORIAL  “A, B, C, D, E”

   

A de Ayuntamiento y Atlantis Rivas

  La Federación Madrileña de Fútbol Sala, tiene estipulado que cuando un partido se dispute a más de 15 Kilómetros de Madrid, se pague un recargo de 0,17 euros por Kilómetro, por  desplazamiento de árbitros, contando ida y vuelta.

Se da la desafortunada circunstancia de que el Pabellón Parque del Sureste que es dónde disputa  la gran mayoría de sus partidos el Rivas-Atlantis, supera a efectos federativos esa distancia.

Este problema, no es achacable para nada al Ayuntamiento, que facilita pabellón de entrenamiento, así como pista para la disputa de los partidos, al club de fútbol sala local. Además, y mediante convenio, tiene la subvención correspondiente como pueden tenerla otras de las escuelas del municipio en determinados deportes.

Tampoco es un problema achacable al Rivas Atlantis, puesto que no son ellos los que han escogido el pagar suplemento por distancia y kilometraje, pero el hecho incuestionable, es que el disputar los partidos de fútbol sala en el Parque del Sureste en lugar de por poner un ejemplo en el Pabellón de los Almendros, le cuesta al equipo ripense (salvo error en los cálculos), del orden de 750 a 800 euros de más por temporada.

Lógicamente, el Ayuntamiento aduce que el abrir un pabellón para que dispute sus partidos el Rivas Atlantis, le supone tener que enviar a un trabajador municipal, para realizar las tareas exclusivas en una instalación que de otra manera estaría cerrada, pero es una pena, que un club modesto, que está realizando una labor magnífica de promoción del fútbol sala, obteniendo además resultados importantes en las categorías inferiores, se vea penalizado a pagar más dinero por lo mismo siendo un gasto perfectamente evitable.

¿De verdad que no podrían conciliarse ambos aspectos? ¿Seguro que no hay soluciones para tratar de ahorrar ese dinero al deporte base de Rivas? Personalmente, creo, que a poco que exista un mínimo de buena sintonía entre ayuntamiento y club, se debe de subsanar sin que salga perjudicada ninguna de las dos entidades.

 

B, de Baloncesto

  Si tuviéramos que elegir una palabra para definir el sentimiento de los aficionados locales al Basket, seguramente sería decepción la que se llevaría la palma, aún cuando incredulidad no le iría a la zaga.

Es la consecuencia lógica de una derrota que nadie esperaba, y que deja en agua de borrajas el trabajo de toda una temporada para todo el equipo.

¿Es justo hablar de fracaso? Personalmente creo que no. El equipo se formó con el único y exclusivo objetivo de ascender, y a lo largo de la temporada, en su paso por nuestra emisora, ni Rubén Domínguez ni Arantxa Calvo dejaron la más mínima duda de que era lo único que esperaban.

Pero estamos hablando de deporte, y afortunadamente, todavía no es una ciencia exacta, que pueda calcularse en base a parámetros y cuyos resultados sean ciertamente previsibles. Solo así se entiende que un conjunto como el Rivas Futura, que ha arrollado a todos sus rivales a lo largo de la temporada, haya ido a caer ante el segundo clasificado del otro grupo. Sin embargo el Universitario del Ferrol, que quedó por debajo del Rivas en la fase regular, ha conseguido el ascenso al ganar de dos puntos el definitivo tercer partido en la cancha del Ollis Soler, que a la sazón fue el que ganó la liga en el grupo 2. Dos puntos, una canasta, marca a veces la línea del éxito al fracaso.

Rivas Futura, jugadoras, entrenadores, directivos y miembros del club en general, no han fracasado, y lo digo rotundamente, puesto que han estado donde debían, hasta el final. Habrían fracasado si hubieran quedado fuera de los Playoffs, o si hubieran caído en el primero de los cruces. Además, no olvidemos que en el último partido, además de tener la baja de Marta Blanes, contó con la prematura lesión de Andrea Congreaves. Circunstancias estas, que pueden ayudar a cambiar un resultado, cuando este es ajustado.

Por cierto, para aquellos que critican a nuestras jugadoras, para que vean lo que el factor suerte puede hacer en determinados momentos, Celia Macia, jugadora que en el decisivo segundo partido hizo cuatro triples de cinco intentos en el primer cuarto, había logrado uno de siete en el total del primer partido. ¿La hubiera cambiado en Rivas alguien por Silvia Luz? Pues eso, el año que viene hay que intentarlo de nuevo, y esperemos que la suerte, que en el final de esta temporada ha sido esquiva, en el nuevo curso nos de la cara. A la gente que tiene la obligación de tomar decisiones, que simplemente piensen que no se puede medir por dos partidos el trabajo de toda una temporada en la cual nadie ha dicho que las cosas se estuvieran haciendo mal.

 

C, de compromiso

  Este sábado, momentos antes de iniciar su desplazamiento a Barcelona, hablando con una de las entrenadoras de los equipos inferiores del Rivas Ciudad del Deporte Madrid 2M12 de Sófbol se quejaba amargamente de la poca colaboración que ponen en ocasiones las jugadoras de estos equipos a la hora de acudir a los entrenamientos programados.

Tiene razón. Las chicas, cuando llegan a un entrenamiento, se encuentran el campo marcado, el material preparado, las entrenadoras o entrenadores dispuestos y todo lo que puedan necesitar dispuesto para pasar unos momentos practicando un deporte que supuestamente les gusta.

Pero desde luego, no es únicamente culpa de las chicas. El problema, es que a los padres, en general, les gusta que sus hijos o hijas, practiquen deporte, que realicen algún tipo de actividad, e incluso no les importa pagar las cuotas que en cada club o escuela estimen oportunas, pero eso sí, siempre y cuando no les estropeen ningún plan.

Planes, que son desde una salida al campo o playa que se pueda estropear, un madrugón que no apetezca hacer o simple y llanamente  un día de compras que se me estropea.

Ese es el compromiso al que me refiero en el titular. La gente que está trabajando en el deporte base de Rivas, no se merece en absoluto, este tipo de desplantes. Faltas de respeto, para entrenadores y compañeros, puesto que me pregunto yo ¿qué sensación tienen esos mismos padres cuando alguien incumple un pacto con ellos? Tomadura de pelo.

Nadie está obligado a practicar un deporte, pero cuando alguien acepta el acudir a una serie de entrenamientos, partidos o actividades, debe de sopesar bien lo que hace antes de comprometerse y comprometer a compañeros y monitores, puesto que de lo contrario, es preferible quedarse en casa tumbado esperando que a papá o mamá se le ocurra un plan para hoy.

 

D, de deporte, diversión y denigrante

  Que el deporte es y sobre todo en las categorías menores un acto lúdico, debería de estar claro para todos, pero lamentablemente, parece ser que a algunas de las personas que están vinculadas al mismo, se les olvida con relativa frecuencia. Esta semana, hemos presenciado un partido de categoría infantil de fútbol, que enfrentaba a dos equipos de diferentes escuelas del municipio, concretamente La Escuela de Rivas y el Adpi, partido que no tenía en disputa más que el orgullo de ganar uno u otro, porque a las alturas que estamos, ambos equipos están ya descendidos de categoría.

En el partido, hubo la típica rivalidad, que no debe de faltar en estos partidos, así como el afán de revancha de los de La Escuela, que en el partido de la primera vuelta, habían perdido en campo propio. En esta ocasión, el que perdió fue el Adpi, pero el comportamiento general fue bastante bueno, y salvo alguna protesta del entrenador del Adpi al árbitro, (por cierto de los mejores que he visto en estas categorías), discurrió sin incidentes dignos de resaltar y con los equipos al final dándose la mano, como debe de ser, y como fue también en la primera vuelta con el resultado contrario.

Sin embargo, el día anterior, tuvimos que presenciar lo desagradable que puede llegar a ser este deporte cuando priman por encima de los intereses de los practicantes los malos modos de los ¿educadores o monitores? que los dirigen.

Que en un partido de prebenjamines, uno de los entrenadores decida retirar a su equipo por vaya a saber usted qué, resulta lamentable, deprimente, bochornoso y añadan todos los adjetivos que quieran. El otro entrenador, “ayudó” también, así como la actitud intransigente de algunos de los padres presentes, que lejos de reprobar este tipo de actitud, la aplaudían.

A todo esto, las caras de los niños que no entendían absolutamente nada, eran un poema, preguntando a su ¿entrenador?, que como habían quedado, y que porque se retiraban. La respuesta del éste, que pretendía ser digna, fue: “Hemos perdido, pero con honor”.

A todo esto, no lo he dicho anteriormente, los equipos eran el A y el B de un mismo club local, cuyos directivos, hicieron todo lo humanamente posible por capear el temporal, y no sentirse avergonzados como nos sentíamos los que presenciamos el incidente.

No merece una línea más el incidente, pero no puede dejar de pasarse por alto, puesto que si lo silenciáramos, seríamos cómplices de algo que detestamos.

 

E, de elecciones  

Es plausible a la vez que sorprendente,  que en la Asociación Deportiva Pablo Iglesias, club decano de los del municipio, se presenten dos candidaturas ante la convocatoria de elecciones que tendrán lugar el próximo lunes día 30 de Mayo en el Centro Cultural Federico García Lorca, y digo esto, porque durante esta última temporada, marcada por el nacimiento de la sección de fútbol del CD Covibar, lo que más resaltaban los componentes del cuadro técnico del Adpi, eran la falta de colaboración, así como la soledad que han sentido en determinados momentos de la temporada para realizar su labor.

Por eso, únicamente por eso, me sorprende que ahora, convocadas las elecciones no sea una, sino dos las candidaturas que concurren a las mismas. No es que estemos criticando el derecho legítimo de cualquiera para presentarse a unas elecciones, pero desde luego parece increíble que después de una temporada difícil, haya gente dispuesta a dar un paso al frente, e involucrarse hasta las cejas por un club, que no me cabe la más mínima duda que lo merece. Ayer, Luis Sáez y Javier Reyes, que son las personas que encabezan estas candidaturas, estuvieron en nuestro programa de radio, y dejando al lado las diferencias que tienen a la hora de estructurar el club, tienen en común la ilusión porque el proyecto que cada uno de ellos presenta sea valorado por sus socios como el mejor, y puedan dejar al Adpi en el lugar que ellos consideran que merece y que no es otro que entre los mejores del municipio.

Nosotros, después de la sorpresa inicial que nos produjo esta abundancia de posibles gestores, nos congratulamos de que lejos de expirar, el Adpi esté dando un paso al frente, como desafiando con orgullo al futuro y mostrando su historia a quien la quiera ver. Suerte para todos, y que los socios acierten con la persona indicada.

 

Rivas Vaciamadrid, 26 de mayo de 2.005


José Mª Playán

DEPORTES DE RIVAS VACIAMADRID EN RADIO CIGÜEÑA

Inicio Menú

 

Acerca de Nosotros |Privacy Policy | Contacta con nosotros | ©2006 A.C.T.C. Radio Cigüeña