RADIO CIGÜEÑA 98,4 F.M. - DEPORTES

OYE, ¿COMO VAN?

 

Cabecera de noticias

¿A QUE JUGAMOS?
ABCDE
ACLARACIONES SUBSEDE OLIMPICA
AHORA ¿QUE HACEMOS?
ARBITRAJE FUTBOL SALA
CARTA RESPUESTA A: AHORA ¿QUE HACEMOS?
DEJEN AL CHICO EN PAZ.
DEMOCRACIA E INSTALACIONES
DEPORTE Y ESTUDIO
EDUCACIÓN
EL ADECUADO USO DE LOS MEDIOS
FILOSOFIA DEL BASKET
FÚTBOL RECONCILIACIÓN
GALÁCTICOS
HOMBRÍA Y SENSATEZ
LA CÚSPIDE DE LA PIRÁMIDE
LA SEQUÍA
¿QUE PASA CON EL BALONCESTO?
SE NOS VE EL PLUMERO
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿A QUE JUGAMOS?

En estas últimas semanas, estamos viendo como el Comité de Competición sanciona con demasiada frecuencia a jugadores de las ligas de Fútbol, Fútbol 7 y Fútbol Sala, y no nos referimos a sanciones de un partido por acumulación de tarjetas, sino a sanciones de 10 y más partidos por intentos de agresión y por agresiones consumadas.
Cuando esto sucede, está claro que alguien está perdiendo el norte. Las ligas municipales, se han creado para que la gente con poco tiempo libre, pero con ansias de hacer deporte de forma organizada, pueda practicarlo, sin que le suponga ni demasiado tiempo, ni desplazamientos largos y con unas condiciones aceptables de precio y calidad de instalaciones.
El 95 por ciento de los practicantes, estoy seguro que corroboran mis palabras, pero existe un porcentaje mínimo a la vez que indeseable, que no entiendo muy bien que es lo que pretenden en estas competiciones cuando son capaces de agredir o intentarlo a compañeros de equipos rivales o árbitros.
¿Se han preguntado que están haciendo aquí? Nada, o mejor dicho desprestigiar unos campeonatos, en los cuales y en el mejor de los casos, vas a ganar una copa y poco más. ¿Han pensado en la posibilidad que tienen de lesionar de gravedad a alguien?
Esta gente sobra en el deporte.
En la presente semana además de otras sanciones menores, hay dos de quince partidos. La primera de ellas, por dar una patada a un contrario una vez terminado el partido.
La segunda, podría rozar lo rocambolesco. A la hora que debía de iniciarse el partido entre Estudiantes de Buenos Aires y Vatama, del primer equipo solamente hay 4 jugadores, cantidad insuficiente según marca el reglamento para iniciar el partido. Tras esperar árbitro y jugadores del Vatama un tiempo prudencial, el árbitro, siguiendo las normas de la competición, suspende el partido dándoselo por perdido al equipo de 4. Instantes después, aparece un quinto jugador del equipo reseñado, y tratan de hacer que se dispute el encuentro. Como el árbitro no accede, un jugador de los del equipo infractor, le agarra del pecho amenazándole con agredirle.
¿Porqué no guarda su ira el citado jugador (del cuál pueden ver su nombre en las sanciones), para enfrentarse a sus irresponsables compañeros que o llegan tarde o no llegan?
¿Ha pensado acaso, que por la falta de seriedad de sus compañeros, no solo están perjudicando al otro equipo, sino que además, y jugándose el partido a las 9 de la mañana, iban a retrasar todos los partidos que debían de jugarse en ese campo? Cuando uno se compromete a jugar, debe de respetar las normas y horarios de la competición y si se pegan las sábanas, acostarse antes. Nunca tratar de hacer pagar a otros las culpas propias.
La sanción, más que merecida y justificada, se la puede agradecer perfectamente a sus compañeros de equipo.
Por cierto, que este equipo, que ha sido sancionado en la actualidad con 1 punto, tenía ya 10 puntos más restados por sanciones.

José Mª Playán

DEPORTES DE RIVAS VACIAMADRID EN RADIO CIGÜEÑA

Inicio Menú

 

Acerca de Nosotros |Privacy Policy | Contacta con nosotros | ©2006 A.C.T.C. Radio Cigüeña