RADIO CIGÜEÑA 98,4 F.M. - DEPORTES

OYE, ¿COMO VAN?

 

Cabecera de noticias

¿A QUE JUGAMOS?
ABCDE
ACLARACIONES SUBSEDE OLIMPICA
AHORA ¿QUE HACEMOS?
ARBITRAJE FUTBOL SALA
CARTA RESPUESTA A: AHORA ¿QUE HACEMOS?
DEJEN AL CHICO EN PAZ.
DEMOCRACIA E INSTALACIONES
DEPORTE Y ESTUDIO
EDUCACIÓN
EL ADECUADO USO DE LOS MEDIOS
FILOSOFIA DEL BASKET
FÚTBOL RECONCILIACIÓN
GALÁCTICOS
HOMBRÍA Y SENSATEZ
LA CÚSPIDE DE LA PIRÁMIDE
LA SEQUÍA
¿QUE PASA CON EL BALONCESTO?
SE NOS VE EL PLUMERO
 

 

 

 

ARBITRAJE Y FUTBOL SALA


Esta semana han pasado por nuestros modestos estudios Miguel García, árbitro de fútbol y Alberto López secretario del Rivas Atlantis de fútbol sala a la par que entrenador de uno de los equipos base.
Cada uno de ellos tienen sin saberlo muy bien la contradicción ligada al ejercicio de su actividad, y me explico.
El arbitraje, nos guste o no, es esencial y consustancial a la práctica deportiva. No se entiende la disputa de cualquier competición que se precie sin la presencia del árbitro, y sin embargo, es el personaje más cuestionado del mundo del deporte.
Ante la práctica de cualquier deporte, la categoría del árbitro es igual a la de los deportistas a los que administra justicia e incluso superior, sin embargo y ahí está la contradicción, se le exige muy por encima de su categoría. Es más, afirmaría sin ningún tipo de duda que al árbitro se le exige siempre como si fuera silbato de oro de la FIFA.
¿Quién no ha visto un partido de fútbol sala en la mínima categoría que pueda existir con practicantes entrados en años, en kilos e incluso con un conocimiento de su deporte escaso, que tras dar una carrera o dos por la pista y “tocar” (por decir algo) el balón, protestan un fuera de banda al árbitro como si en ello les fuera la vida. Además, justifican sus escasas aptitudes en los años, los kilos, etc, pero querrían que el trencilla, que no es infalible, fuera capaz de ver un balón entre siete jugadores y acertar al decir quien fue el último que lo tocó.
Por eso, el árbitro, que casi siempre comienza por dinero, termina pitando por vocación y también por una justa ambición deportiva, puesto que no hay dinero para pagar a los que juzgando un partido entre niños, tienen que aguantar exabruptos de padres que creen que juegan con el porvenir deportivo de sus hijos.

La otra contradicción a la que hacía referencia, es la del fútbol sala. Es sin lugar a dudas el deporte más practicado en el municipio a todos los niveles, y sin embargo y a pesar de la abundancia, no existe gente suficiente para jugar en un equipo que nos representara en categorías superiores.
Los motivos, son claros: el jugador de fútbol sala, no tiene una referencia a nivel nacional como puede ser la de los clubes mediáticos de fútbol. Además, el dinero que mueve el fútbol sala, no es comparable en absoluto con el que mueven los equipos de fútbol, por ello, los padres del futuro practicante, no tienen la ambición de que sus hijos lleguen a ser Pelés, Maradonas o Ronaldos y por lo tanto, se cansan antes de intentar que sus hijos lleguen a algo.
No hay que olvidar que en un deporte en el cual España es la vigente campeona del mundo, difícilmente encontraremos gente que sin estar vinculada a esta práctica sea capaz de darnos el nombre de uno o dos jugadores de la selección.
Por eso, el fútbol sala es también el juego que se presta más a la práctica entre amigos: con 7 u 8 jugadores se puede afrontar una temporada. No exige demasiado espacio para jugar, y tras una hora de entretenimiento, te puedes tomar un par de cervecitas con los colegas. Esto también es lícito y respetable.
Alberto López, ha visto que es difícil mantener una élite sin gozar de una base amplia, y aunque su equipo de preferente sea la referencia, su obsesión ahora es llegar a tener una plantilla que llegue arriba después de pasar por todas las categorías inferiores. De esa manera, conseguirá que los jugadores que lleguen, tengan el hábito del entrenamiento adquirido, y además al ser ya colegas después de años de práctica en común, pueden tomar después del partido las dos cervecitas. Y es que como dice el refrán, “Lo cortés no quita lo valiente”.

PD Como ejemplo de uno de los numerosos equipos del municipio formados en torno del grupo de amiguetes y sin más ambición que la de pasarlo bien y ganar todos los partidos que se puedan, sirvan estas ilustraciones de los chicos del Estrella Roja de Fútbol Sala de la Primera División B local.

Fotos
FutSal1 FutSal2 FutSal3 FutSal4 FutSal5 FutSal6

 


José Mª Playán

DEPORTES DE RIVAS VACIAMADRID EN RADIO CIGÜEÑA

Inicio Menú

 

Acerca de Nosotros |Privacy Policy | Contacta con nosotros | ©2006 A.C.T.C. Radio Cigüeña