RADIO CIGÜEÑA 98,4 F.M. - DEPORTES

OYE, ¿COMO VAN?

LA INFORMACIÓN DEPORTIVA EN RIVAS VACIAMADRID

 

Entrevistas

 

imágenes

 

 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Las entrevistas de los martes en “Oye ¿Cómo van?”

Julio Indiano, director técnico de la sección de fútbol del CD Covibar

Cuatro años en el CD Covibar, tres de ellos de director técnico y a pesar de que Julio Indiano dice que el mérito principal es de los entrenadores y especialmente de los jugadores, algo tendrá que ver él en el hecho de que objetivamente y con los datos en la mano, ahora mismo, el Covibar es el primer club de Rivas en lo que al fútbol se refiere.

Tiene once equipos federados y de ellos, el A en cada categoría, está o por encima o al nivel de los mejores del municipio.

Julio Indiano entrevistado por J.M. PlayanEl aficionado está en primera regional compartiendo categoría con Adpi y La Meca. En primera preferente de juveniles está el A como único representante ripense a ese nivel. Primera cadete es la mayor categoría de los equipos de aquí y allí está encuadrado el A del club. Otro tanto sucede en infantiles dónde la primera autonómica es el mayor de los niveles de Rivas en la categoría y por último comparte la preferente alevín con el Adpi.

El equipo aficionado se ha encontrado de rebote y a última hora con un ascenso de categoría que le ha supuesto tener que cambiar alguno de los jugadores que ya estaban firmados y que un equipo diseñado para tratar de ascender, ahora se conforme con mantener la categoría. La ventaja al decir de Julio es que ha supuesto un tirón importante para toda la estructura del club por encima de los inconvenientes y que debe de ser la referencia para todos los equipos inferiores.

De cara a los juveniles, el equipo A del Covibar ha empezado algo flojo la temporada y no tiene metas marcadas todavía. Del trabajo de los técnicos, de los cuales conoce sobradamente su valía, dependerá que en Navidad se marquen nuevos objetivos, aunque considera ineludible mantener la categoría.

El juvenil B, de nueva creación, preocupa de inicio por si su adaptación a la categoría es la adecuada. El hecho de haber iniciado la temporada con dos victorias es un factor importante de cara a tratar de generar un estado de ánimo que facilite la labor de todos.

Julio IndianoTiene Indiano muchas esperanzas depositadas en el cadete A, puesto que es un grupo de jugadores que ha estado muy bien trabajado desde la base y que a penas ha tenido cambios en los últimos años. Del equipo entrenado por Pedro Jarabo espera lo mejor. En cuanto al B lo que quiere es que se adapte a la categoría y que trate de mantenerla por encima de cualquier otro tipo de ambición.

Joven, pero capacitado es el infantil que sale en autonómica. Este año ha de ser de aprendizaje, van a pasar apuros pero si los solventan el año que viene puede aspirar a todo. El equipo B y el C en esta categoría no tienen objetivos marcados y será la competición la que les dirá a que pueden aspirar.

De los tres equipos alevines el único que parece salir con alguna pretensión es el A, que intentará mantener la categoría lograda la temporada pasada por el grupo que entrenaba Mariano Encinas. Los otros dos equipos están para que los chavales adquieran educación deportiva, sepan comportarse en el vestuario y se habitúen a competir. El reto es que al finalizar la temporada hayan progresado futbolística y humanamente.

El hecho de que el CD Covibar no tenga un campo de uso exclusivo como el resto de las escuelas es para Julio Indiano un problema por que los padres de los deportistas no tienen unas instalaciones en las que encontrarse y fomentar la convivencia. Por otro lado otro de los inconvenientes de un club tan grande como el Covibar es que los problemas diarios que en cualquier otro caso pasan por soluciones rápidas y sencillas, aquí a veces se tarda más en abordarlos por que los interlocutores finales, que son lo que de una manera u otra  deben de solventarlos, no están tan al alcance como en otros clubes más pequeños.

Por el contrario la estructura de club está muy bien montada, funciona cada vez mejor y tiene una serie de personas a su alrededor que facilitan mucho otra serie de cosas.

En su labor es importante el inicio de temporada por el trabajo que conlleva, pero por el contrario una vez que se comienza la temporada, él,  como director técnico piensa ya en la siguiente. El final de temporada es siempre lo peor porque se llega cansado y con muchas menos ilusiones que al comienzo.

No tiene claro cual es el tiempo que debe de permanecer un entrenador con un grupo de jugadores determinado y es partidario de que sea el ambiente, la convivencia y el trabajo el que marque cuando se termina un ciclo. Puede ser de un año o menos o durar tres o más si el grupo está cómodo y trabaja con intensidad.

No ha renunciado a llegar a lo máximo como entrenador o como director técnico y además opina que mientras que como jugador los años juegan en contra y  cada uno que pasa las ocasiones de llegar a la elite disminuyen, en su faceta actual cada temporada que pasa es más experiencia que adquiere y un mejor aprendizaje de cara al futuro.

No se cree obligado a reprimir la conducta de los padres cuando no tienen un comportamiento correcto con sus hijos o en el campo, y entiende que debe de ser el rechazo del resto de los padres el que cambie la conducta de aquellos menos tolerantes.

Considera que a pesar del crecimiento que en general han experimentado todos los clubes del municipio, el nivel general del fútbol en Rivas es bajo dado que están muy dispersos los buenos jugadores entre las cinco escuelas que hay en nuestro pueblo.

 

Inicio Menú

 

Los Deportes en Rivas Vaciamadrid

Acerca de Nosotros |Privacy Policy | Contacta con nosotros | ©2006 A.C.T.C. Radio Cigüeña